jueves, 5 de junio de 2014

Bajo La Luna De Granada



Una canción de la que también fuera mi tierra...Granada... cuántos bonitos recuerdos...


           En la plaza Bibarrambla amanecí muchas veces...es una de las plazas más bonitas que he conocido, de las más románticas junto a Plaza Nueva, camino del Albaicín o del Sacromonte...Solía cruzarla a menudo,  porque me quedaba cerca de todos los espacios y lugares que solía recorrer por la ciudad...los poéticos, los estudiantiles, los románticos, los de amistad...Y muchos nombres vienen a mi mente, personas que compartieron conmigo esos años de mi vida...

           Lo bueno de Granada era que,  podías salir a cualquier hora del día o de la noche, porque siempre había gente, normalmente estudiantes, especialmente al amanecer en busca de las famosas tortas granaínas de los estudiantes..unas tortas muy ricas que hacían las panaderías para los estudiantes trasnochadores...-como yo-...

    Solíamos estudiar de noche. Yo entonces salía con mi amigo el abogado-filósofo, Manolo A., con el que compartí tanto...(hoy tristemente fallecido) compañero de mis primeros años de Facultad, luego él siguió por Filosofía Pura y Derecho, a la vez, porque era un lumbreras...(solía decirme.."vente Ángeles conmigo, vente a Filosofía", pero yo ya estaba enganchada a la experiencia que me ofrecía la psicología...)...


  El caso es que a las doce  era cuando yo me recogía. Mis compañeras de Colegio Mayor, primero,  y de piso, después, estudiaban desde antes...cuando yo llegaba con algún que otro cubata( nos encantaba el gin con bitter), me sentaba con ellas a estudiar. Y pasaba las hojas tan deprisa , que ésto le molestaba mucho a mi amiga, Carmen P.---. ...solía decir "esto es el colmo, llegas la última con un par de cubatas y corres más que nadie...y nosotras aquí apencando, desde las cuatro. No hay derecho..." pero eso era lo que había...yo tenía mucho por vivir y no podía renunciar a ello...

     Un día Julia y yo, nos encontramos a uno de su pueblo( Melilla), durmiendo en un banco de la plaza bibarrambla, nos dijo que venía de permiso de la mili y que no tenía dinero para el hotel...a Julia( una azafata de Iberia de Madrid, que venía 6 meses al año a  estudiar medicina a Granada y que ahora es una epidemióloga especialista en el llamado, erróneamente , tercer mundo) le daba mucha pena y decidió llevárselo al piso con nosotras...Ella compartía habitación con Carmen P. , entre las dos camas había un hueco,, pues no se le ocurrió otra cosa que tumbar allí al muchacho...Y cuando al amanecer, a Carmen le dieron ganas de hacer pis, se levantó adormecida y lo pisó ...jajaja...aún  escucho el grito que dió ...que no paraba de gritar "un hombre", "un hombre" y cuando Julia trataba de calmarla le decía.."pero, Julia, es que hay un hombre en la habitación"....jajaja...

    Historias granainas , bajo la luz de la luna...

¡¡¡Felíz jueves!!!