viernes, 15 de enero de 2016

LA MEDIDA DE LA AUSENCIA




Aún en la distancia, siento tus bajones,
como si la piel de la mañana
se levantara.
Como si las nubes nos hicieran
llorar a todos...

Cómo  podría  yo sanar tus heridas
en la curvatura de tus huesos.
Cómo inhalar el perfume de tu esencia
cuando veo la pequeñita luz
que yace al fondo ...cómo  abrazar
la llama que quiere abrirse paso...

Mientras tú,  me lees  en la distancia,
entre miedos inmorales.
Haciendo un alto en el camino,
ese  que nunca llega, que nunca cede,
que nunca se entrega...que sube y baja
poniendo razones sin sentido...
ejercitando las moradas de  ausencia.

Así te vi la primera vez,
como  hoja solitaria entre  tallos del  otoño...
Reteniendo el Amor,
como un hervidero de lunas muertas...

Y nadie conoce la medida de tu ausencia.
Nadie, nadie...


Ánllels