lunes, 11 de mayo de 2015

SE EQUIVOCABA...



Te ví en plena noche...

Tu soñabas tus sueños,
mientras yo, del mío despertaba...

Solo quedó
lo más hondo y profundo.

Lo que nunca cambia,
lo que no se ve , ni se oye...


Aquello en lo que, nunca hubo palabras.
Lo que siempre SOY, lo que siempre HE SIDO...

Ánllels